accidente

me había quebrado la muñeca

y tenía el yeso que hacía las tareas básicas verdaderas guerras

cara a cara

rompí el vaso en la cocina y corriste a ayudarme

gritaste: no te muevas (yo estaba descalza)

y limpiaste los fragmentos de vidrio y me rescataste del piso que era un peligro en potencia

hay vidrios muy pequeños, no puedes confiarte, aseguraste

debí saberlo entonces

eran las dos am

y me estabas preparando para lo que seguía

poco después te fuiste

porque hay pedazos de vidrio

casi imperceptibles

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s