de viaje

los hombres que me amaron fueron tres:

un músico, un escritor y un sujeto que nunca tuvo un empleo

los tres eran muy pobres

por razones distintas

recuerdo todo eso ahora que la vida va y se enfría

como plato viejo

estoy en una casa prestada

hace ocho grados, los alpes tienen nieve

y llevo horas intentando abrir una botella de vino

me rompí la mano hace semanas

y no puedo sacar el corcho

me rindo y salgo a buscar al conserje

nadie en su pequeña caseta de vigilancia

entra un auto y salen dos adolescentes

una madre como de mi edad

debo verme ridícula: con la ropa prestada en un clima otro

mis pies en sandalias de playa

me vio rendida

y me preguntó si necesitaba ayuda

dije que sí

en dos segundos abrió la puta botella de vino y se metió a su casa cálida

y yo subí tres pisos con mucho cuidado, una botella abierta,

a imaginar la vida lejana de tres hombres muy pobres que alguna vez me amaron

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s