historia sin gracia

por muchos años me ufané de no enamorarme nunca

vivía una vida tranquila, y eso, en un país como el mío, es la mayor fortuna

pero me esperaba el maldito como un delincuente

di la vuelta en la esquina y me golpeó justo en la cara

así

y quedé semanas desorientada preguntando a todos

qué es el norte, qué es el sur

qué es esto como bruma como espuma como filo

dentro

y desde ahí ladra

pidiendo salir

y yo soy la única puerta

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s