postal del mar

el mar, considero, es algo sobrevalorado

a los tres o cuatro días

tus ojos se aclimatan al paisaje

habrá que admitir la monotonía:

mar/palmera/arena

azul/verde/arena

lo asimilas pronto

das largas caminadas que suelen ser igual que el paisaje

del mismo tono la misma temperatura

piensas en nada

que fue por eso que fuiste ahí en primera lugar

pensar en nada

tu cabeza adentro repite: azul-verde-arena

las olas a veces rompen un poco la calma, las gaviotas,

las tantas especies de aves

una sinfonía de la naturaleza

un estado beatífico

lo exótico, lo exuberante, lo que cae del árbol

ya muerto con el azúcar hecha jugo

llegas al fin de la playa y regresas

olvidas lo que pensaste que fue nada

tomas una siesta

la vida en el mar se compone de dormir/caminar/dormir

resiste

de eso se trata

Conrad lo supo siempre

la naturaleza es la pesadilla más deseada

el resort vacacional

la aventura oceánica

el encuentro contigo mismo

 

lo que en verdad deberíamos procurar

es no buscarnos

dejar algunos misterios sin resolver

es mejor para todos, créeme

tu verdad como la belleza de los puertos

es algo muy gastado en las postales

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s